Autor Tema: SINDICATOS EN LOS SINDICATOS  (Leído 1467 veces)

XIAN

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 9
SINDICATOS EN LOS SINDICATOS
« en: Noviembre 27, 2009, 07:19:49 pm »
SINDICATOS EN LOS SINDICATOS

Por Maite

Parece ser que el actual Ministro del Interior está estudiando la posibilidad de permitir que los miembros del Cuerpo Nacional de Policía puedan afiliarse a Sindicatos de clase o de funcionarios. De ser así no tardaríamos en ver como los actuales sindicatos de policía se integran o son absorbidos por el poderío económico de los Sindicatos (con mayúscula a fin de diferenciarlos).-

Está claro que el tema de la seguridad ciudadana es de vital importancia para cualquier Gobierno. Hacer públicas las miserias que rodean a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, sobre todo en las de ámbito estatal, añaden un plus de intranquilidad en una población que ya de por sí se siente bastante insegura. Todo ello se traduce en un factor de desgaste para los gobernantes que resulta muy incomodo cuando se sufre pero que, al mismo tiempo, es una golosina cuando el que gobierna es otro. Todo ello ha sabido apreciarlo la cúpula mandataria actual, sobre todo ‘Rubalcaba que te caba’, por lo que dicen los mentideros. No hay que olvidar que desde la llegada de ‘pazatero’ a la presidencia se han vivido las mayores movilizaciones de la historia en lo que a Cuerpos de Seguridad se refiere. Y tampoco soslayar el hecho de que en dichas movilizaciones las organizaciones cercanas o claramente influenciadas por algún Sindicato afín al gobierno han intentado ‘relajar’ los ánimos.-

Todo ello, según mi opinión, ha invitado a la reflexión en la sede ministerial que dirige el ratoncito Pérez y no por una cuestión de defensa de los Derechos Fundamentales de los trabajadores de la seguridad ciudadana, ya que si así fuera no se entiende por que se excluye de tal posibilidad a la Benemérita (el artículo 28 de la CE recoge la posibilidad de limitar o exceptuar el ejercicio del Derecho de sindicación a las Fuerzas o Institutos armados o a los demás Cuerpos sometidos a la disciplina militar, pero no lo prohíbe). Se trata pura y simplemente de un problema de control de la situación. Por una parte sabe perfectamente que si se fija en la Guardia Civil para tales menesteres va a tener muchos problemas con los altos mandos del Cuerpo, con los de las FAS, con el Ministerio de Defensa y el Sursum Corda si se tercia y por otra es consciente que tal reconocimiento, aunque sea solamente aplicable a un Cuerpo de carácter civil, va a ser muy problemático ya que a poco que no lo regulen de manera correcta (como ha ocurrido con la no aplicación del Código Penal Militar a los miembros de la Guardia Civil, salvo excepciones), pueden quedar huecos donde se cuelen el derecho de huelga u otros que no gustan a la clase gobernante.-

Claro que la contrapartida es jugosa y merece la pena estudiar seriamente esta opción. Veamos, si los miembros del Cuerpo Nacional de Policía pueden afiliarse directamente a Sindicatos de clase o de funcionarios o si los sindicatos policiales actuales se integran en la estructura de los mentados Sindicatos, el partido que ahora regenta se apuntará un tanto de los grandes. Es sabido que los Sindicatos de clase o de funcionarios tienen, en su mayoría, una ideología que comulga más con las posiciones del Partido Socialista Español que con cualquier otra alternativa de gobierno. Lograr la adscripción de muchos funcionarios o facilitar la absorción de organizaciones profesionales por parte de los grandes Sindicatos supondrá en la práctica un ‘calmante’ en épocas de gobierno y un ‘clamante’ -permítaseme el palabro- en tiempos de oposición.-

Quienes conocen un poco la historia del sindicalismo en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado saben de las ansias intervencionistas de algún Sindicato en esta cuestión. Del ofrecimiento de ayuda desinteresado al ‘vente conmigo que te pongo un piso’ no hay demasiado trecho y algunos son especialistas en saltarlo sin vergüenza alguna, con la gran suerte de que siempre topan con alguna persona receptiva a la dádiva. Luego se montan un chiringuito a tutiplén y ofrecen ventajosas propuestas para unirse al rebaño. Ofertas por aquí, descuentos por allá, tapeo de gañote por acullá. Discursos altisonantes para demostrar que son más críticos que nadie, buena labor comunicativa con acompañamiento fotográfico y demás parafernalia inherente al caso, pero el trabajo y las propuestas serias brillan por su escasez o ausencia. Pero bueno, tampoco desvelo ningún misterio, salta a la vista en cuanto observas un poco. Todavía están esperando los miembros de la Benemérita la aparición de algún miembro destacado del Sindicato de marras en la concentración del 20 de enero de 2007.-

Veremos en que acaba el intento. Por mi parte recordar aquello de “políticos sin bajeza”, recogido en el artículo 6 de la Cartilla del Guardia Civil que no por obsoleta deja de contener algunas perlas que siguen teniendo vigor en nuestros días.-